Cuando dejar el pañal

Cuando dejar el pañal

Cuando dejar el pañal. Los psicólogos infantiles suelen llamar a los tres primeros meses de vida del bebé el llamado «cuarto trimestre»: durante este periodo, el bebé necesita realmente el calor de la madre, la sensación de estar abrazado y encerrado, como en el vientre de la madre. Está estrecho y calentito, con comida constantemente disponible, sin movimientos intestinales ni pañales húmedos de los que preocuparse, y sus propias partes del cuerpo se perciben como una extensión natural del mundo que le rodea.

Cuando un bebé tiene que hacer tantas cosas por sí mismo después de nacer -respirar, comer, digerir los alimentos, llamar a su madre, entrecerrar los ojos ante la luz brillante, aprender a mantener su cuerpo caliente- necesita el ritual de transición del pequeño mundo materno al grande, interesante, a veces aterrador y ruidoso. Y los pañales no son más que una forma de introducir al pequeño en su entorno de forma gradual.

Algunos bebés sólo necesitan ser arropados durante los primeros días, y luego se acostumbran rápidamente a sus brazos y piernas y se comportan con tranquilidad. A algunos les resulta difícil de sobrellevar, y envolverlos hasta los seis meses les ayuda.

bebes dormilones

Los recién nacidos hacen muchos movimientos caóticos e inconscientes y vomitan los brazos y las piernas. Esto ocurre no sólo cuando están despiertos, sino también cuando están dormidos. Por eso las madres experimentadas aconsejan envolver a los bebés. ¿Cómo hacer esto y cómo dejar de envolver al bebé después?

Hay dos tipos de pañales, la única diferencia entre ellos es la tensión de la tela y si el niño puede mover los brazos y las piernas.

Cuando dejar el pañal. El pañal de siempre

Cuando tu bebé duerme solo en la cuna, puede despertarse fácilmente o rascarse moviendo el brazo o la pierna. Un niño pequeño aún no siente los límites de su cuerpo y no se da cuenta de que la mano o el pie le pertenecen. Por lo tanto, incluso tocar o mover su propio brazo o pierna puede despertar a su bebé o causarle angustia.

Por eso el pañuelo viene al rescate. Se extiende la tela sobre una superficie plana, se pone al bebé sobre ella y se le envuelve primero por un lado y luego por el otro, para que el pañal no quede demasiado apretado. La cabeza queda fuera y el bebé puede girarla. Al envolverlo, el bebé puede mover los brazos y las piernas, llevarse la mano a la cara y apretar las piernas hacia el vientre. Sin embargo, el pañal impide que lo haga de forma caótica. Cuanto más crece el bebé, mejor controla los movimientos de su cuerpo.

Por lo general, no es necesario envolver al bebé durante el segundo o tercer mes de vida, pero a veces es necesario envolverlo a la hora de dormir hasta los seis meses de edad.

estimulación para bebes

Un pañal apretado

Hace cuarenta o cincuenta años, era habitual que el bebé estuviera bien envuelto en un pañal. Todo el proceso era similar al de los pañales sueltos, pero normalmente se utilizaba la tela más ajustada y se apretaba más al envolver al bebé.

Se pensaba que ayudaba a la displasia de cadera, que las piernas estarían más rectas, que la postura sería mejor y que los bebés así envueltos dormirían mejor. Sin embargo, los estudios han demostrado que envolver al bebé no sólo no ayuda con la displasia, sino que también puede causar la dislocación de la cadera y el síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS).

Los niños, aunque estén bien estirados, pueden rodar sobre sus costados o su estómago y no ser capaces de apoyar la cara con la mano. Además, el pecho puede estirarse accidentalmente y el bebé tiene dificultades para respirar.

Además, es muy importante que el bebé desarrolle el tacto para que las manos y los pies choquen con objetos seguros; un pañal puede cumplir esta función. Si tu bebé pasa mucho tiempo estirado, no tiene oportunidad de explorar su propio cuerpo y el espacio que le rodea. Los pañales apretados regularmente pueden provocar una reacción muy violenta cuando se deja al bebé libre.

Materiales para envolver

Un pañuelo debe ser:

– fabricados con tejidos naturales: por ejemplo, el tejido de muselina absorbe el agua y el aire y no es demasiado fino debido al vellón especial, por lo que el bebé no puede sentir frío en él (esto también evita la creación de un efecto de cama caliente y disminuye la posibilidad de que se produzca la dermatitis del pañal);

– Suave al tacto y sin costuras ásperas, apliques y adornos para no rozar la piel sensible del bebé;

– Ahorro de calor para adaptarse a la temperatura de la habitación o del exterior, para que el bebé no se sobrecaliente ni se enfríe en exceso

– alta calidad y durabilidad para soportar muchos lavados a altas temperaturas.

Además de los habituales pañales de cuatro esquinas, ahora se fabrican bolsas y sobres para pañales.

Es conveniente utilizar cambiadores especiales para los pañales. Hay modelos que se combinan con un baño para bebés, lo que simplifica la rutina nocturna. Es muy conveniente cuando hay un estante o una bandeja para los cosméticos y los pañuelos de papel del bebé – por lo que todo está a la mano, y el niño no puede barrer accidentalmente los tubos de la mesa. Si eliges una cómoda con cambiador, debes poner un colchón debajo para que no sea demasiado blando ni demasiado duro para tu bebé. Algunas cunas permiten colocar el cambiador directamente sobre el armazón.

Ventajas y desventajas de los pañales

Ventajas de los pañales

– Envolver al bebé lo tranquiliza y facilita que se duerma, ya que el vientre de la madre es estrecho y el bebé se acostumbra al espacio limitado del que se ve privado al nacer;

– Los pañales ayudan a mantener el calor del bebé sustituyendo realmente una capa de ropa y ayudan a cuidar a los bebés pequeños y prematuros que tienen una mala termorregulación;

– ahorra en la ropa del bebé, que hay que lavar muy a menudo en los primeros meses de vida;

– Los pañales son más fáciles de lavar y suelen secarse más rápido que la ropa de bebé;

– Durante los meses más cálidos, tu bebé puede bañarse al aire sin pañal, simplemente cubierto por un pañal de algodón.

Desventajas de los pañales

– Puede provocar ansiedad, por lo que un bebé envuelto debe ser vigilado;

– La envoltura suelta puede hacer que el bebé tire del pañal, se lo pase por la cara accidentalmente y se sobresalte;

– Un pañuelo apretado puede provocar la dislocación de la cadera o la asfixia;

– Algunos bebés protestan contra la restricción de sus movimientos y envolverlos puede ser molesto.

Cuando es el momento de dejar el pañal

Cuando tu bebé deje de voltear involuntariamente los brazos y las piernas, podrás desprenderte del pañal. A menudo surge la necesidad de utilizar un pañuelo para calmar al bebé, en cuyo caso se aconseja no establecer un límite de tiempo concreto, sino guiarse por las necesidades y el comportamiento del niño. Presta atención a la rapidez y solidez con la que el bebé se duerme dentro y fuera del pañal, gruñe o se preocupa. No tienes que dejar de envolver a tu bebé, puedes empezar el proceso de destetarlo gradualmente.

Pero si el bebé pasa demasiado tiempo envuelto, pierde muchas oportunidades de conocer las cosas que le rodean y también tarda más en aprender a dominar su propio cuerpo.

Maneras de quitar el pañal a tu bebé

– Con el tiempo, deja de envolver a tu bebé cuando esté despierto. Permita que explore libremente con juguetes, postes de la cama, su cara y que se toque las piernas con las manos. Deja el pañal para dormir y eventualmente solo para la hora de dormir. No te apresures a destetar a los niños rápidamente, pues de lo contrario pueden volverse quisquillosos y ansiosos. Cuando consigas deshacerte de los pañales durante el día, céntrate en destetar a tu bebé antes de dormir.

– Afloja el pañuelo poco a poco. Intenta envolver al bebé de forma más holgada cada vez, y luego sustituye el pañuelo por una manta ligera. Envuelve a tu bebé en una manta sin meter los bordes sueltos. Tu bebé moverá los brazos y las piernas, dándose más espacio y no le molestará la rigidez.

– Pon a tu bebé a dormir con el pañal y quítaselo cuando se duerma. Deja que se acostumbre gradualmente a dormir sin el pañal. Si tu bebé se inquieta y se despierta, puedes envolverlo de nuevo.

– Utiliza unas manoplas especiales antiarañazos si te preocupa que tu bebé pueda hacerse daño agitando las manos.

– Abriga a tu bebé lo suficiente para la noche. Los médicos coinciden en que el aire del dormitorio debe ser fresco. Llevar un pijama cómodo hará que tu bebé duerma más tiempo y con más tranquilidad.

– No descuides el balanceo de los brazos. Esto da una sensación de paz y seguridad.

– Si estás preparado para ello y tienes un sueño ligero, puedes practicar el colecho. Tu bebé se sentirá más tranquilo a tu lado y se dormirá más rápido. Se pueden utilizar capullos para dormir. Además de proporcionar al bebé una sensación de encierro, su forma está diseñada para evitar la curvatura del cráneo del bebé y replicar la posición del bebé en el útero.

– Sustituye el saco de dormir por un saco de dormir para bebés. Puedes ir abriendo la cremallera de noche en noche e ir acostumbrando a tu bebé a dormir bajo una manta.

– Intenta incorporar rituales observando qué es lo que calma a tu bebé: un baño, una determinada canción de cuna, un ruido blanco o el balanceo en la cuna.

¿Qué debes hacer si tu bebé es muy difícil de destetar o se niega a dormir sin pañal? Puedes pedir consejo a tu pediatra o a un especialista en sueño infantil, y pedir a las madres que conoces que compartan sus experiencias y te apoyen.

Compórtate con suavidad pero con firmeza, porque si dejas de intentar que tu bebé duerma envuelto, no será posible envolverlo durante algún tiempo.

Lo que hay que recordar

Si no puedes envolver a un bebé o si tu bebé se resiste, hay alternativas. Se trata de calzoncillos y pantalones, monos y pijamas, sobres y sacos de dormir. Algunos bodies se fabrican con manoplas especiales antiarañazos cosidas. Puede llevar algún tiempo encontrar el grosor adecuado para un pañal. Por lo general, los padres tienden a sobrealimentar a los bebés, así que presta atención a si el bebé está sudando.

Envolver las piernas, especialmente cuando están estiradas, es perjudicial. Esto puede causar una dislocación de la cadera o un daño óseo. Envolver el pecho también es peligroso: puede hacer que el bebé, sobre todo el que llora, tenga dificultades para respirar o respire demasiado rápido (por lo que los pulmones no tienen suficiente volumen para respirar).

Algunos pediatras opinan que el bebé sólo debe estar envuelto en pañales hasta los dos meses de edad. Sin embargo, recuerda que todos los bebés son diferentes y que para algunos el pañal puede ser tranquilizador hasta los tres o incluso los seis meses.

Si recurres a una niñera, asegúrate de que sabe cómo envolver a tu bebé correctamente y supervisar la seguridad del sueño. Si está terminando de envolver, avise a la niñera o al cuidador de la guardería y pida ayuda.

Cuando utilices sobres o bolsas para envolver a los bebés, asegúrate de que la tela no obstruye la respiración del bebé, no se mete en la boca ni le cubre la cara. Los adornos en este tipo de artículos pueden ser peligrosos.

En invierno, puedes utilizar un sobre aislante para pasear con tu hijo que no camina solo. Para el tiempo más fresco, la regla general podría ser vestir a tu hijo con el mismo número de capas de ropa que tú y añadir una capa más.

Intenta tener en cuenta las necesidades de tu bebé y las tuyas propias a la hora de elegir o no envolverlo. Un bebé crecerá armoniosamente y se desarrollará bien si se le proporcionan cuidados y una relación cálida dentro de la familia. Todavía no se ha demostrado que los pañales afecten al carácter de una persona, pero un contacto parental cálido y un ambiente tranquilo ayudarán a criar una personalidad armoniosa.

Error: puede que no exista la vista de 8bf5f01p8h

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.