Dedos en garra.

dedos en garra en los pies

Si padeces esta incómoda deformidad digital tan común queremos compartir contigo algunos consejos para combatir los dedos en garra.

¿Qué son los dedos en garra?

Es una deformidad digital que puede aparecer a cualquier edad y en todos los dedos que tienen tres falanges que son todos menos el primero.

Esta patología se produce cuando la articulación metatarso-falángica se estira excesivamente y las interfalángicas se flexionan.

Evaluación.

dedos en garra con juanetes

Si tienes dedos en garra te recomendamos que visites a tu traumatólogo para que evalue dicha patología.

Se precisa un profesional médico para descartar ciertos trastornos neurológicos que como consecuencia pueden afectar al tono muscular de tus pies y como consecuencia de ello producir los dedos en garra.

Procesos inflamatorios y traumas también pueden producir esta patología ósea.

Normalmente los pacientes con pies cavos están más predispuestos a sufrir esta patología.

Tratamiento.

dedos en garra

Cuando comienza la deformidad de los dedos en garra estos presentan una gran capacidad y movimiento articular y nos permiten mover las articulaciones interfalángicas del paciente.

Mas con el transcurso del tiempo el dedo en garra se va endureciendo y ya no nos permite mover la articulación interfalángica.

En la primera etapa una férula o ratón de descarga, así como el uso de una plantillas ortopédicas será suficiente para tratar la patología.

Y en los casos más severos puede ser preciso la opción quirúrgica.

Es posible que a consecuencia de  los dedos en garra aparezcan helomas en las zonas dorsales de  las articulaciones interfalángicas afectadas ya que éstas sufren sobreapoyo con la zona alta de la puntera del calzado.

En cualquier caso, queremos compartir contigo algunos consejos que te serán de utilidad.

En una primera etapa.

  • Use zapatos de horma ancha con la zona de la puntera flexible.
  • Le aconsejamos que olvide los zapatos de tacón alto ya que estos aumentan la presión en el antepié, la zona metatarsal, y los dedos.
  • Dese masajes en los dedos de los pies e intente llevarlos a la posición fisiológica normal.
  • Ejercite los dedos de sus pies arrugando o estirando una toalla que esté estirada en el suelo.
  • Use los dedos de los pies para coger objetos del suelo.
  • Utilice unas plantillas ortopédicas con almendra metatarsal.

En una segunda etapa.

  • Utilice zapatos ortopédicos que den más profundidad en la zona de la puntera.
  • Use una plantilla ortopédica para distribución correcta de las cargas de los metatarsianos.
  • Use una ortosis de silicona digital

        –    

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *