Beneficios del té

Beneficios del té

Beneficios del té, contraindicaciones para el consumo de té, consejos generales sobre cómo beber té correctamente

Los beneficios y perjuicios del té verde y negro, las contraindicaciones para beber té y consejos generales para beberlo correctamente. A continuación, te presentamos algunas particularidades del consumo de té negro y verde, así como las reglas que debes seguir a la hora de beber té si cuidas tu salud.

Cuáles son los beneficios del té verde.

Los preparados de té verde tienen un efecto diurético, pero debido a sus efectos excitantes, no se recomienda como diurético.

El té verde es uno de los mejores remedios para la fatiga. La infusión de té verde se utiliza como antimicrobiano en la disentería.

Este té es un medio para prevenir la urolitiasis y la colelitiasis. Tanto el té rojo como el verde y el negro mantienen el cuerpo tonificado. El consumo de té puede influir en el apetito de forma individual, tanto estimulando como suprimiendo el hambre.

Gracias a su contenido en vitamina C, el té verde ayuda a hacer frente a muchos tipos de cáncer.

La vitamina P contenida en el té verde hace que las paredes de los vasos sanguíneos sean más fuertes y elásticas.

Todos estos beneficios para la salud se aplican también al té negro o rojo. Las propiedades útiles del té verde se deben a que contiene un gran número de sustancias bioactivas, microelementos y vitaminas.

Dato curioso: el té rojo o negro en la época soviética se utilizaba de una forma muy poco habitual. Las mujeres de moda prescindían de las camas de bronceado para oscurecer su piel. Para ello, vertían un poco de agua en el té negro, lo ponían al fuego, lo llevaban a ebullición y luego lo infusionaban, esperando a que el líquido se enfriara. Esta infusión se utilizaba dos veces al día para limpiar la piel. El bronceado sin tomar el sol estaba listo.

Sin embargo, algunas personas deben tener cuidado al beber el té para no dañarse. El té, ya sea negro, verde, rojo o puerh, es, por supuesto, muy saludable.

Pero ciertas categorías de personas deberían beber bastante menos té y tener cuidado con las contraindicaciones al tomarlo.

1. MUJERES EMBARAZADAS

Todos los tés contienen cierta cantidad de cafeína, que puede perjudicar el crecimiento del feto al estimularlo.

A menudo se oye decir que el té negro (rojo) tiene menos cafeína, por lo que no es perjudicial para las mujeres embarazadas. Pero en realidad, el té negro y el té verde no son muy diferentes en este sentido.

Según investigadores japoneses, cinco tazas de té tomadas en un día contienen tal cantidad de cafeína que pueden provocar una considerable pérdida de peso en un bebé. Además, la cafeína acelera los latidos del corazón e intensifica la micción, lo que aumenta el esfuerzo del corazón y los riñones y, por tanto, la probabilidad de desarrollar una toxicosis.

2. LOS QUE SUFREN PROBLEMAS DE ESTÓMAGO

Aunque el té, especialmente el puerh, ayuda a la digestión, quienes sufren de úlceras gástricas y duodenales, así como de un aumento de la acidez en el estómago, deben evitar su consumo, tanto el verde como el negro.

Un estómago sano contiene un compuesto de ácido fosfórico, que reduce la secreción de ácido gástrico en las células de las paredes del estómago, pero la teofilina del té puede suprimir la función de este compuesto, lo que provoca un exceso de ácido estomacal, y el aumento de la acidez del jugo gástrico perjudica la funcionalidad gástrica, quienes estén al borde de los problemas estomacales o, más aún, quienes ya los tengan, deben abstenerse de beber té negro y verde, así como los demás tipos de té, porque se reducirá la estimulación de la secreción de ácido gástrico característica del té y puede causar daños.

3. LOS ENFERMOS DE ATEROSCLEROSIS E HIPERTENSIÓN

Los pacientes con este diagnóstico también deben evitar el consumo de té negro y té verde fuerte.

Esto se debe a que el té contiene teofilina y cafeína, que tienen un efecto estimulante sobre el sistema nervioso central. Y cuando la corteza cerebral se excita, los vasos sanguíneos del cerebro se estrechan, lo que es malo para los enfermos de aterosclerosis y puede provocar coágulos en el cerebro.

4. LOS QUE SUFREN DE INSOMNIO

El insomnio puede tener muchas causas diferentes, pero independientemente de sus causas, no se debe beber ni té verde ni negro (incluso débil y dulce), debido al efecto estimulante de la cafeína.

Una sola taza de té antes de irse a la cama agita el sistema nervioso central y el cerebro, el pulso se acelera, el flujo sanguíneo se acelera y es casi imposible conciliar el sueño. Se recomienda terminar un par de horas antes de acostarse para maximizar los beneficios y evitar causar daños.

Para las personas mayores, se recomienda beber té por la mañana.

5. PACIENTES CON FIEBRE

La fiebre va acompañada de la dilatación de los vasos sanguíneos superficiales y del aumento de la sudoración, por lo que la alta temperatura provoca el desperdicio de agua, dieléctrico y nutrientes, lo que da lugar a la sed.

Se cree que el té negro caliente calma bien la sed y, por tanto, es útil en caso de fiebre. Pero esto está muy lejos de la realidad. Recientemente, los farmacólogos británicos han descubierto que el té no sólo no beneficia a quienes padecen fiebre, sino que, por el contrario, la teofilina, que abunda especialmente en el té verde, aumenta la temperatura corporal.

La teofilina, que está presente tanto en el té negro como en el verde, también tiene un efecto diurético y, por tanto, hace que cualquier medicamento antipirético sea ineficaz. Además, conviene prestar atención a los siguientes factores a la hora de beber té:

Té para escaldar El té demasiado caliente estimula la garganta, el esófago y el estómago y puede quemar la mucosa de la boca, lo que le impedirá disfrutar plenamente del maravilloso sabor del té. La temperatura del té no debe superar los +56°.

Té frío Mientras que el té moderadamente caliente es vigorizante y aclara la mente y la vista, el té frío tiene los efectos secundarios negativos de la congestión por frío y la acumulación de flemas.

Té fuerte.

El alto contenido de teína y cafeína del té fuerte puede provocar dolores de cabeza e insomnio.

Largo tiempo de cocción.

Si se prepara durante demasiado tiempo, el fenol del té, los lípidos y los aceites esenciales comienzan a oxidarse espontáneamente, lo que no sólo priva al té de su transparencia, sabor y aroma, sino que también reduce considerablemente su valor nutritivo debido a la oxidación de las vitaminas C y P contenidas en las hojas de té, así como de otras sustancias valiosas.

Repetición de la elaboración del té.

El número de infusiones depende del método de elaboración y de la calidad del té.

Cuando se elabora al «estilo europeo», cuando cada infusión dura entre 5 y 10 minutos, normalmente después de la tercera o cuarta infusión queda poco en las hojas de té.

Los experimentos demuestran que la primera infusión extrae aproximadamente el 50 las sustancias útiles de las hojas de té, la segunda el 30%, la tercera sólo alrededor del 10% y la cuarta añade otro 1-3%.

Si el té se sigue preparando, las sustancias nocivas que están presentes en cantidades muy pequeñas en las hojas de té pueden empezar a pasar a la infusión, ya que son las últimas sustancias que se liberan en la infusión.

Cuando se prepara por el método Pin Cha, cuando se pone mucho té en un volumen pequeño y se infunde durante unos segundos, el té puede soportar de cinco a ocho infusiones, algunas variedades coleccionables de diez a quince infusiones.

Beneficios del té antes de las comidas.

El tomar una taza de té después de las comidas no es recomendable si padeces algún tipo de trastorno gástrico

Té en ayunas.

Si se bebe el té con el estómago vacío, «la naturaleza fría del té, que penetra en el interior, puede enfriar el bazo y el estómago», lo que puede causar malestar. Ingestión de medicamentos con té. Los taninos del té, al descomponerse, forman el tanino, a partir del cual muchos medicamentos dan sedimentos y se absorben mal. Por eso los chinos dicen que el té destruye las medicinas.

El té de ayer o de un día para otro.

El té que ha permanecido en reposo durante 24 horas no sólo pierde vitaminas, sino que, por su alto contenido en proteínas y azúcares, se convierte en un caldo de cultivo ideal para las bacterias.

Si no se ha estropeado, puede utilizarse como medida terapéutica, pero como remedio externo. Por ejemplo, el té de la noche a la mañana es rico en ácidos y flúor, lo que evita la hemorragia capilar, por lo que el té de ayer ayuda con la inflamación de la boca, el dolor de lengua, el eczema, el sangrado de las encías, las lesiones superficiales de la piel y las pústulas.

Enjuagar los ojos con té de ayer ayuda a reducir las molestias cuando aparecen vasos sanguíneos en el blanco y después de las lágrimas, mientras que enjuagar la boca por la mañana, antes de cepillarse los dientes y después de comer, no solo deja una sensación de frescura, sino que también fortalece los dientes.

Nota: la información que se ofrece es bastante general y varía según el tipo de té y las condiciones de elaboración. Por ejemplo, en cuanto al número de infusiones por ración, los buenos tés pueden soportar 10 o más infusiones, conservando su color, sabor y propiedades nutritivas; la temperatura del agua utilizada para infusionar las hojas de té también es variable, variando desde los 65 grados de los tés ligeros -verde y blanco- hasta los 95-100 grados de los tés negros y rojo

Frecuencia de consumo de té.

Por muy beneficioso que sea el té, no hay que olvidar la moderación.

El consumo excesivo de té supone un esfuerzo adicional para el corazón y los riñones.

El té fuerte provoca irritación cerebral, palpitaciones, micción frecuente e insomnio. Investigaciones médicas recientes han demostrado que grandes dosis de cafeína están asociadas a ciertas enfermedades. Por lo tanto, es importante tomarlo con moderación.

Una persona media, especialmente de mediana edad, se beneficia de 4-5 tazas de té no muy fuerte durante el día. Algunas personas no pueden prescindir del té fuerte porque no lo prueban de otra manera. En este caso, debe limitarse a 2 o 3 tazas a razón de 3 gramos de hojas de té por taza, es decir, de 5 a 10 gramos al día.

Es mejor beber té en pequeñas cantidades, pero a menudo y siempre recién hecho. Por supuesto, no deberías beber té a la hora de acostarte. Para las personas mayores, se recomienda beber sólo agua hervida por la noche, preferiblemente hervida y luego enfriada a temperatura ambiente.

Los chinos no beben té más de tres veces al día.

Sobre el efecto embriagador del té «La intoxicación por té puede ser causada por beber té en cantidades excesivas o por un té mal preparado. El daño de tal intoxicación no puede calificarse de demasiado fuerte, pero de todos modos no hay que abusar del té.

El té con el estómago vacío, el té con el estómago lleno y las dosis excesivas de té para el organismo no acostumbrado pueden provocar síntomas como inquietud, mareos, debilidad en las extremidades, malestar en el estómago, inestabilidad y hambre.

En cuanto a los diferentes tipos y formas de beber té, el mayor peligro es el té con el estómago vacío. Los más susceptibles a la intoxicación por té son las personas debilitadas con los riñones vacíos. Cuando se producen los síntomas descritos anteriormente, hay que comer algo inmediatamente, ya sea miel o fruta.

Té y alcohol.

El té no es compatible con el alcohol. El té después del alcohol tiene un efecto negativo en los riñones. La teofilina contenida en el té acelera el proceso de producción de orina en los riñones, lo que da lugar a un aldehído acético no reparado, que tiene un efecto perjudicial altamente inflamatorio en los riñones, que en algunos casos supone un riesgo para la vida.

Las bebidas alcohólicas no deben mezclarse con el té, especialmente con el té fuerte. Según la doctrina del yin-yang, el alcohol tiene un sabor acre que va primero a los pulmones, los pulmones corresponden a la piel e interactúan con el intestino grueso.

En cuanto al té, favorece el aumento de la energía yang y estimula la circulación sanguínea, tiene un sabor amargo y pertenece al yang. Cuando el té se toma después de las bebidas alcohólicas, tiene un efecto estimulante sobre los riñones; los riñones controlan el agua, el agua genera calor, lo que da lugar a un estancamiento del frío, que conduce a una orina turbia, heces excesivamente secas e impotencia.

En el famoso tratado de Li Shichen, «Beng-Tsao gan-mu» está escrito: «El té después del vino perjudica a los riñones, los lomos y las caderas se vuelven pesados, la vejiga se enfría y duele, y además se acumula la flema, y aparece un edema por el líquido de la borrachera».

La medicina moderna ha ampliado las enseñanzas chinas. En primer lugar, el alcohol tiene un fuerte efecto estimulante sobre el corazón y los vasos sanguíneos, y el té tiene un efecto similar. Por lo tanto, cuando la acción del alcohol se suma a la del té, el corazón se estimula aún más, lo que no augura nada bueno para las personas con una función cardíaca deteriorada.

En segundo lugar, el té después del alcohol, incluso muy ligero, tiene un impacto negativo en los riñones. La mayor parte del alcohol se convierte primero en el hígado en aldehído acético y luego en ácido acético, que se descompone en dióxido de carbono y agua y se elimina por los riñones.

La teofilina del té acelera el proceso de producción de orina en los riñones, lo que hace que el aldehído acético no reparado pueda entrar en los riñones, lo que tiene un efecto nocivo altamente inflamatorio en los riñones, que en algunos casos supone un riesgo para la vida.

Por ello, las bebidas alcohólicas (incluso la cerveza de baja graduación) no deben mezclarse con el té. Lo mejor es comer fruta: mandarinas dulces, peras, manzanas o, mejor aún, beber zumo de sandía.

Como último recurso, el zumo de frutas o el agua azucarada te ayudarán. La farmacología china también recomienda la decocción de flores de kudzu o la decocción de raíz de kudzu y judías mungo para recuperar la sobriedad rápidamente. Si los síntomas de intoxicación incluyen respiración lenta, pérdida de conciencia, pulso débil y sudor frío en la piel, debe acudir al médico lo antes posible.

¿Es bueno que los niños tomen té?

Se suele creer que el té es perjudicial para los niños, ya que tiene un efecto estimulante demasiado fuerte. A los padres también les preocupa que el té pueda dañar el bazo y el estómago, que son muy sensibles a una edad temprana. En realidad, no hay razón para estos temores.

El té contiene derivados fenólicos, cafeína, vitaminas, proteínas, azúcares, compuestos aromáticos, así como zinc y flúor, que son esenciales para el desarrollo infantil. Por lo tanto, el té, con moderación, es indudablemente beneficioso para los niños.

En general, no hay que dar a los niños más de 2 ó 3 tazas pequeñas al día, no hay que preparar el té demasiado fuerte y, sobre todo, no hay que dárselo por la noche. Además, el té debe estar tibio, no caliente ni frío.

Los niños pequeños suelen tener un apetito excesivo y comen en exceso con facilidad.

En este caso, el té puede ayudar, ya que disuelve la grasa, mejora el peristaltismo y aumenta la secreción de las secreciones digestivas.

Las vitaminas y la metionina del té regulan eficazmente el metabolismo de las grasas y reducen la sensación de malestar después de una comida de carne grasa.

El té también elimina el «fuego», cuyo exceso suele afectar a los niños. Un síntoma del fuego (según la medicina tradicional china) es la sequedad de las heces, que provoca una defecación difícil.

Para deshacerse de este problema, algunas personas intentan dar a los niños miel y plátanos, pero esto solo tiene un efecto puntual. La mejor manera de eliminar el «fuego» es consumir regularmente té, que según la medicina tradicional china es «amargo y frío» y por tanto, elimina el fuego y la fiebre.

El impacto del té en el cuerpo se describe popularmente como «hacia arriba despeja la cabeza y la vista, en el medio mejora la digestión, y hacia abajo mejora la micción y la defecación», y estas palabras tienen sin duda mérito.

Además de para el crecimiento de los huesos, los dientes, el cabello y las uñas, se sabe que los microelementos son necesarios para el crecimiento, y el contenido de flúor en el té, especialmente en el té verde, es mucho mayor que en otras plantas.

Así que beber té no sólo fortalece los huesos, sino que también previene la caries dental.

Por supuesto, los niños, especialmente los más pequeños, no deben beber demasiado té y evitar el té fuerte o helado. Las grandes cantidades de té aumentan el contenido de agua en el cuerpo, lo que supone una carga para el corazón y los riñones. El té fuerte estimula el sistema nervioso central del niño, hace que el corazón lata más rápido, aumenta las ganas de orinar y puede provocar insomnio.

Todos los sistemas corporales de un niño en crecimiento son inmaduros, por lo que la sobreexcitación regular y, más aún, la falta de sueño, conducen a un consumo excesivo de nutrientes y tienen un efecto negativo en el proceso de crecimiento.

El té no debe dejarse en remojo durante demasiado tiempo, ya que libera demasiado tanino en la solución y el té con una alta concentración de tanino puede provocar la compresión de la mucosa del tracto digestivo. Cuando se combina con las proteínas de los alimentos, el tanino produce una proteína de ácido tánico que, al precipitarse, suprime el apetito y afecta negativamente a la digestión y la absorción.

Además, cuanto más fuerte sea el té, menos vitamina B1 contiene y menos hierro se absorbe. Así, un poco de té suelto es bueno para los niños, pero el té fuerte en grandes cantidades es perjudicial.

Suscríbete a nuestro blog

    El uso del óxido de zinc en cosmética

    El uso del óxido de zinc en cosmética.

    El uso del óxido de zinc en cosmética es muy común y que puede encontrarse en casi todos los productos ...
    Leer Más
    Vitamina C para el rostro

    Vitamina C para el rostro: cuál es su secreto y quién la necesita

    Vitamina C para el rostro. Todo el mundo sabe que la vitamina C, o ácido ascórbico, refuerza el sistema inmunitario ...
    Leer Más
    Ácido hialurónico. Eficacia para la piel del rostro

    Ácido hialurónico. Eficacia para la piel del rostro

    Ácido hialurónico: ¿qué es esta sustancia? Intentemos averiguarlo. ¿Qué es el ácido hialurónico? Intentaremos explicar esta popular sustancia en términos ...
    Leer Más
    Celulitis en las rodillas ¿Por qué es tan común?

    Celulitis en las rodillas: ¿Por qué es tan común?

    Celulitis en las rodillas: cada vez que se habla de celulitis, siempre se identifican las mismas zonas: vientre, nalgas, brazos ...
    Leer Más
    diferencia entre la celulitis y la piel de naranja

    ¿Cuál es la diferencia entre la celulitis y la piel de naranja?

    Es muy sencillo conocer la diferencia entre la celulitis y la piel de naranja. La piel de naranja es en ...
    Leer Más
    No al estrés

    No al estrés: cómo mejorar el bienestar mental

    No al estrés. Hoy en día, la gente está llamada a quedarse en casa y a salir solo para las ...
    Leer Más
    ¿Qué significa el dolor de espalda a la derecha, a la izquierda y debajo de las costillas

    ¿Qué significa el dolor de espalda a la derecha, a la izquierda y debajo de las costillas?

    Muchas personas cuyas actividades implican estar sentado o, por el contrario, estar constantemente de pie, se quejan de dolor de ...
    Leer Más
    Beneficios del té

    Trastorno de pánico

    Aunque el concepto central del trastorno de pánico es un ataque de pánico, su aparición puntual no es todavía una ...
    Leer Más
    Beneficios del té

    Cómo vencer la depresión

    Cómo vencer la depresión. La vida está llena de posibilidades y cada día aporta nuevas experiencias y emociones positivas. ¿No ...
    Leer Más

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.