Ansiedad generalizada

Si su ansiedad es tan intensa que teme constantemente que vaya a ocurrir algo terrible, puede padecer un trastorno de ansiedad generalizada. La abreviatura GAD, derivada del término inglés «generalised anxiety disorder» (trastorno de ansiedad generalizada), puede utilizarse para esta enfermedad.

¿Cómo se manifiesta el trastorno de ansiedad generalizada?

Si se padece ansiedad generalizada, puede compararse con un radar constantemente encendido, atento a las catástrofes. Puede sentir que su ansiedad nunca se detiene y que casi nunca se siente completamente seguro. Tan pronto como tengas un pensamiento ansioso, necesitas inmediatamente obtener claridad sobre el asunto. Es posible que sientas que debes evitar cualquier malestar emocional y que te resulte difícil vivir el presente.

No es raro que tenga otros problemas mentales o físicos al mismo tiempo. Por ejemplo, puede tener un trastorno obsesivo-compulsivo, un trastorno alimentario o una depresión, o un dolor persistente en el estómago, la espalda o los hombros. Puede sentirse mareado y desorientado y empezar a llorar fácilmente.

El trastorno de ansiedad generalizada es uno de los diversos trastornos de ansiedad y no es raro que una persona sufra varios al mismo tiempo. Algunos ejemplos de otros trastornos de ansiedad son la ansiedad social, el trastorno de pánico o las fobias.

¿Cómo afecta la enfermedad a la vida?

Puede tener problemas para dormir y es sensible al estrés y a las situaciones en las que corre el riesgo de perder el control.

A menudo te preocupas por todo, desde los desastres con tus seres queridos hasta la situación del mundo. Casi todo puede parecer amenazante, y puede tener una necesidad exacerbada de seguridad. El estrés y la ansiedad constantes pueden provocar el síndrome de fatiga o la depresión. Cuanto más espacio ocupe tu ansiedad en tu vida, menos espacio habrá para el tipo de vida que te gustaría vivir.

¿Cuándo debo buscar ayuda?

Si su ansiedad es tan intensa que interfiere y limita su vida cotidiana, busque ayuda. Esto también se aplica si se automedica con alcohol o tranquilizantes para hacer frente a las situaciones cotidianas.

Si esta descripción se ajusta a usted, no dude en buscar ayuda. Hay muchas cosas que puedes hacer para sentirte mejor, y el primer paso es buscar ayuda médica.

¿Qué ayuda puedo obtener?

Su bienestar mejorará con el tratamiento. Hay muchos tratamientos diferentes, como la terapia de conversación y la medicación. El tratamiento consiste en aprender a afrontar la ansiedad para que no afecte ni limite su vida.

Si ya has buscado ayuda médica antes pero sientes que no te ha servido de nada, no te rindas y busca ayuda de nuevo. Los estudios han demostrado que lo fundamental no es el tipo de terapia, sino la confianza en el terapeuta.

No estás solo

Hay muchas personas que han sufrido de ansiedad durante años, pero han encontrado la manera de sentirse mejor.

Ser diagnosticado con uno o incluso más no significa que su vida haya terminado, al contrario. Puede darle una idea de lo que le ocurre y puede tomarse en serio su situación y comprender sus necesidades. Esto puede hacerte más fuerte y mejorar tu autoestima.

Cuando entiendas tus dificultades, te dará la oportunidad de sentirte mejor contigo mismo. Por ejemplo, puedes aprender a encontrar otros enfoques a través de los cuales puedes limitar tu ansiedad y sentirte seguro en tu relación o en un contexto más amplio. Cuanto más consigas aflojar el control, mejor te sentirás.

Suscríbete a nuestro blog

[contact-form-7 id=»5689″ title=»suscrición contacto»]

[pt_view id=»b2ef03ejwx»]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra